Las piedras no son sólo un cuerpo inerte que forman parte de la naturaleza.

Hoy en día algunas de ellas son utilizadas para masajear el cuerpo y acabar con el estrés, la ansiedad, curar determinadas dolencias y sobre todo mantener la firmeza de los tejidos.
El masaje con piedras calientes es una especialidad del masaje en el que se utilizan piedras de origen volcánico, basálticas, por lo que tienen unas propiedades minerales únicas: absorben el calor y lo transfieren hasta los tejidos corporales más profundos, como músculos, ligamentos, tendones, etc. produciendo en la persona que recibe este masaje una sensación de relajación muy profunda y un notorio alivio de dolores corporales.  Un masaje con estas piedras equivale a varias horas de descanso o a varias sesiones de masaje tradicional. “Stone terapy” es la tendencia más solicitada, en los SPA’S mas prestigiosos del mundo.
La “stone teraphy” se inspira en las disciplinas orientales, según las cuales están situados siete chakras a lo largo del canal central del cuerpo; centros de la energía vital, que se corresponde con varios órganos. Tanto la cultura China, como los indios americanos, utilizaban las piedras calientes para dar masaje y aliviar dolencias. Desde los puntos chakra, la energía es distribuida a todo el organismo, gracias a los numerosos canales energéticos que lo atraviesan y que están unidos a ellos.
Las piedras llegan desde China, Japón, Arizona y Hawaii, y su calor y poder magnético combinados con un masaje te revitalizan, te llenan de energía y oxigenan la piel de todo el cuerpo. La dinastía china Shang ya usaba piedras con fines terapéuticos; los romanos tras un baño caliente se tumbaban sobre mármol frío para disminuir los dolores y relajarse; las indias de América se colocaban piedras calientes sobre el vientre para aliviar dolores menstruales y con esta misma técnica los monjes japoneses favorecían el ayuno.

Concentrarse sobre los chakra ayuda, por lo tanto, a regular el flujo energético en el cuerpo (demasiada energía en círculo o demasiado poca puede crear trastornos). Precisamente, con esta finalidad, las piedras calientes se disponen sobre los chakra para las “aperturas” y “cierres” energéticos y a la conexión, también energética, de los miembros superiores e inferiores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *